Color Management/es

Gestión del color
La gestión de color es el sistema con el que conseguimos que las imágenes presenten los mismos colores en cualquier medio en el que se muestren.

1 Por qué es necesaria

Imagen sin perfil de entrada aplicado a la izquierda comparado con la misma imagen una vez aplicado el perfil correcto para la cámara a la derecha fíjate en los cambios de tono visibles en todos los tonos pero especialmente en el violeta cian y amarillo

Si has revelado alguna foto te habrás dado cuenta que a pesar de los ajustes que hagas a las imágenes, estas no aparecen en el monitor o la impresora con los colores que tenía la escena original. También puedes haber observado que, para una misma imagen, el aspecto de los resultados en pantalla no es igual que en la impresora, ni tampoco entre diferentes marcas y modelos del mismo dispositivo (sea pantalla o impresora).

Si te preguntas cómo conseguir siempre resultados con colores fieles a la escena y con la misma apariencia tanto en la pantalla como en el papel impreso, la respuesta la tienes en la gestión del color en fotografía.

La gestión del color procura obtener una buena correspondencia de colores entre dispositivos y es una parte muy importante para todo fotógrafo, ya que de ella depende todo el procesado desde la captura hasta la presentación (impresa o en pantalla) de las fotos.

2 La problemática de la gestión del color

En teoría trabajar con colores digitales no debería ser difícil, puesto que sólo se trata de usar las matemáticas para modificarlos: añade 10 de rojo, quita 25 de verde y ya está... Pero no, no es tan fácil ni rápido: nuestro sistema ojo-cerebro realiza complejas transformaciones psicofísicas que nos ayudan a relacionarnos con el mundo en el que vivimos, haciendo cambios en los datos reales que reciben nuestros ojos para que tengamos la información que necesitamos. Por ejemplo: tenemos una mayor sensibilidad a la claridad que a los colores, por lo que todavía podemos ver al atardecer aunque no apreciemos bien los tonos. Además sólo podemos ver una cierta gama de colores, no más allá del violeta (ultravioletas), no por debajo del rojo (infrarrojos).

Aún más, los sensores de las cámaras no reaccionan a la luz como lo hace nuestro complejo ojo-cerebro: los diferentes fotodiodos no son sensibles a la misma gama de colores que nuestras células de la retina, ni captan la luz con la misma intensidad. Esto es, el sensor captura la luz de forma lineal, mientras que el ojo-cerebro transforma la luz capturada para realzar las sombras sin perder mucha información de las altas luces (es decir que no tiene una respuesta lineal a la luz).

Además, lo que nuestros ojos realmente hacen es escanear pequeñas áreas de nuestro campo visual y enviar las instantáneas parciales a nuestro cerebro, que las une en una especie de mosaico HDR.

Diagrama de cromaticidad CIExy de 1931

Por si lo anterior no fuera suficiente, para nuestros ojos a veces 2+2 no es 4 y por ejemplo el doble de intensidad de un color no lo percibimos como «el doble de color». Sin embargo, para un sensor captar el doble de luz sí implica el doble de color y su respuesta lineal se proyecta en el diagrama de cromaticidad CIExy. Pero no olvides que este diagrama en concreto no representa cómo apreciamos y diferenciamos los colores con nuestros ojos.

Por su lado, los sensores de las cámaras son capaces de capturar un cierto rango de colores que normalmente se representan como un triángulo dentro del diagrama de cromaticidad. Además tienes las pantallas que te permiten ver las imágenes y que también son capaces de mostrar sólo un cierto rango de colores (otro triángulo, o gamut). Por último, cuando estés contento con tus imágenes querrás imprimirlas en un dispositivo que también tiene su propio rango de colores (gamut). Y ninguno de ellos coincide con los demás: por ejemplo un sensor puede ser más sensible a los azules o los naranjas, pero no puede capturar algunos de los verdes más saturados, mientras que las impresoras ofrecen cianes y magentas más saturados que las pantallas, que por su lado pueden ser capaces de mostrar verdes saturados sin problemas.

Todas estas disparidades hacen que resulte harto complicado «acoplar» los colores en los distintos dispositivos para que sean parecidos a lo que nuestro cerebro dice que vemos.

La manera que tiene RawTherapee de gestionar todo esto es mediante perfiles de color.

3 Los perfiles de color en RawTherapee

Un perfil de color es un conjunto de datos que utilizarás para convertir con precisión el rango de colores usados por unos dispositivos en el rango usado por otros dispositivos. En particular, un perfil siempre está ligado a un espacio de color concreto que limita la cantidad total de colores posibles una vez seleccionas ese perfil.

En la gestión de color todo funciona alrededor de un conjunto de colores de referencia y para cada dispositivo debes emplear un perfil de color que traduzca entre las peculiaridades de ese dispositivo y los colores de referencia.

3.1 Una analogía

Cada vez que haces una cosa aunque no te des cuenta en realidad estás haciendo muchas cosas una tras otra, igual que RawTherapee. Digamos que estás mirando un objeto: tus ojos están capturando luz, que tu retina transforma en señales eléctricas, que después interpreta tu cerebro y transforma en algo que entiendes. Por último le dices a alguien lo que acabas de ver.

Si te paras a pensarlo hay una serie de transformaciones en todo ese proceso: una desde la retina a las neuronas, otra desde las señales eléctricas de las neuronas a la interpretación del cerebro y otra desde el cerebro a la boca. De igual forma trabaja un programa de procesado raw.

Ahora imagina que tienes una imagen que quieres procesar con RawTherapee:

  • tendrás que decirle al programa cómo se codificó esa imagen (cómo se transformó desde colores de la vida real a colores digitales): esto lo consigues designando el perfil de entrada apropiado en la herramienta de Gestión del Color
  • también tendrás que decidir si el perfil interno que usa el programa para sus cálculos es adecuado o no: éste es el perfil de trabajo. Aunque por defecto el perfil es ProPhoto, puedes elegir cualquier otro, aunque es mejor que sea lo suficientemente grande (Rec2020, ACES, ...)
  • mientras estás editando la imagen, lo más probable es que quieras ver interactivamente lo que estás consiguiendo: le debes indicar al programa un perfil adecuado para tu pantalla, de manera que una copia de la imagen interna se convierte a otra que puede ser mostrada en pantalla. Y no te preocupes, ya que la imagen interna no se modifica en absoluto en este proceso. Es sólo para que puedas ver lo que haces
  • por último, seguro que deseas una copia del resultado final y para conseguirla debes indicarle a RawTherapee el perfil de salida, que dependerá del destino de la imagen (la pantalla si la vas a subir a la web, una impresora, ...)

Todo ésto es necesario porque las imágenes digitales se codifican con tres colores (rojo, verde y azul) y cada sensor fija esos colores en tonos distintos (colores básicos más o menos saturados), así que RawTherapee debe saber cómo transformar esos colores básicos para que todos los dispositivos tengan los mismos colores de referencia. Y si hablamos de impresión, la codificación es en cuatro colores (cian, magenta, amarillo y negro), pero el proceso es análogo: la mezcla de los cuatro colores en cualquier impresora debe dar el mismo tono.

3.2 Los cinco tipos de perfiles de color y la interfaz del programa

En RawTherapee puedes configurar los siguientes tipos de perfiles:

  • de entrada: sirve para indicarle al programa cómo convertir los colores de la imagen raw en colores estándar. Habitualmente seleccionarás el perfil que coincida con la cámara que ha captado la foto, o el instrumento que haya generado la imagen
  • de trabajo: define el espacio de color en el que RawTherapee trabajará internamente con la foto. Únicamente define los límites de los colores posibles con los que trabajar, sin tener en cuenta ningún otro dato existente en el perfil seleccionado (gamma, curva de tono, ...). Es decir, únicamente tiene en cuenta los colores primarios del perfil
  • de salida: es el perfil que define el rango de colores de la imagen final, así como la gamma aplicada a la imagen. Es importante seleccionar bien el perfil adecuado según el destino que vaya a tener la imagen (la pantalla, la impresora, otro programa para editar aún más la imagen, ...)
  • de pantalla: este perfil se emplea para aprovechar al máximo las capacidades de color de tu pantalla. Sin embargo, si vas a publicar la imagen en internet para verla en pantalla, deberás tener cuidado con este perfil.
    En general la gestión de color en los navegadores es un tema casi secundario (Firefox es una excepción, ya que cuenta con una gestión decente, pero no es trivial configurarla) y en concreto el problema que existe en Chrome/Chromium es bastante sangrante: tal y como está programado (al menos hasta la versión 85) no hay manera de que acepte nada de un perfil personalizado que no sean los 3 colores primarios. La gamma (o TRC) será siempre la del espacio de color sRGB.
    Esto, que puede parecer un tema sin consecuencias, significa que si creas un perfil ICC personalizado para tu pantalla (algo muy recomendable y que precisa de un colorímetro o un espectrofotómetro) y lo utilizas tanto en el sistema operativo como en RawTherapee, los revelados que veas en RawTherapee no serán iguales a los que muestre Chrome/Chromium. El resultado típico en estos navegadores será más oscuro y con algunas tonalidades algo diferentes. La única solución actual es crear un perfil personalizado para la pantalla forzando el TRC estándar de sRGB.
  • de prueba de impresión: la prueba de impresión en pantalla (soft-proofing, en inglés) está dedicada a simular los colores que imprimirás con el procesado actual (siempre asumiendo que has especificado un perfil de color de impresora que simule correctamente la combinación de tu impresora con el papel que utilizas). Para obtener la máxima calidad de impresión, tras ajustar tu foto usando la prueba de impresión en pantalla, debes seleccionar como perfil de salida uno con un tamaño suficiente que albergue todos los colores que puede generar la impresora. Normalmente esto implicará exportar con el perfil ProPhoto, o incluso el ACESp0. De esta forma la imagen se podrá imprimir sin perder ningún tono.

Una vez has configurado todos estos perfiles, podrás usar los siguientes botones:

  • Gamut-on.jpg Rango de colores (gamut): botón ligado a los perfiles de trabajo y de salida. Modifica el cálculo de la forma del histograma y los los valores RGB, HSV y L*a*b* mostrados en el panel de navegación. Si está desactivado ( Gamut-off.jpg , por defecto) tanto el histograma como los valores de los píxeles en el panel emplearán el perfil de salida. En cambio si el botón está activado ( Gamut-on.jpg ) veremos el histograma y los valores con los que trabaja el motor del programa codificados en el espacio de color del perfil de trabajo. Además también verás cambios en la cantidad de píxeles mostrados como «recortados»
  • Oog-on.jpg Colores fuera de Rango (out-of-gamut): botón ligado a los perfiles de impresión, de salida y de pantalla
  • Soft-proof-on.jpg Prueba de impresión (soft-proofing): botón ligado a los perfiles de impresión y de pantalla

Estos dos últimos botones pueden actuar solos o en conjunto, según estas combinaciones:

  • Soft-proof-on.jpg + Oog-off.jpg + hemos establecido un perfil de impresora: simula los colores que se imprimirán (dentro de los límites de los colores que la propia pantalla es capaz de mostrar)
  • Soft-proof-on.jpg + Oog-off.jpg + no hay perfil de impresora: en la previsualización verás los colores que tendrá la imagen al exportarla, pero siempre dentro de lo que la propia pantalla es capaz de mostrar (si exportas con un perfil de salida «más grande» que el perfil de la pantalla, nunca verás correctamente los colores más saturados)
  • Soft-proof-on.jpg + Oog-on.jpg + has establecido un perfil de impresora: tonos fuera de rango de lo que puede imprimir la impresora
  • Soft-proof-on.jpg + Oog-on.jpg + no hay perfil de impresora: tonos fuera del rango delimitado por el perfil de salida
  • Soft-proof-off.jpg + Oog-on.jpg : tonos fuera de rango de lo que puede mostrar la pantalla con su perfil

Todas estas combinaciones son útiles para comparar el rango de colores de la fotografía que ves en la previsualización del programa y lo que obtendrás en pantalla o en la impresora al exportar la imagen. En especial es útil ver que zonas de la foto tienen tonos tan saturados que serán recortados al exportarla.

3.3 Fuera de rango («out of gamut»), Recorte («clipping») y Conversiones del rango de colores («rendering intents»)

Hasta ahora has pasado de un rango de tonos a otro con exactitud gracias a los perfiles de color. Pero, ¿qué pasa si los colores existentes en un rango no se pueden convertir porque no caben en el rango de destino? En este caso tendrás que decidir si pierdes esos colores o los comprimes para que quepan.

3.3.1 Colores Fuera de Rango

Ejemplo de píxel que queda fuera del rango de colores del espacio de color sRGB al aumentar la saturación de la imagen. Sin embargo con el mismo procesado ese píxel seguiría dentro de rango en el espacio de color Rec2020.

Debido a la capacidad del sensor o también durante el revelado de la foto, es posible que algunos colores no existan en el espacio de color seleccionado. A estos colores se les llama colores fuera del rango de tonos (del inglés: out of gamut colors). Es posible que la misma foto tenga colores fuera de rango en un espacio de color y no tenga ninguno en otro espacio de color.

En general, aunque la mayoría de los colores capturados en las fotografías tienen una fuerte tendencia a caer dentro del espacio de color sRGB, con una baja cantidad de colores fuera de él, no es extraño que mientras proceses una imagen los cálculos internos envíen los colores de los píxeles más saturados bastante más allá del rango de colores de sRGB. Así que es recomendable usar un perfil de trabajo más grande que el perfil de salida. Por ejemplo: Rec2020.

El objetivo es que por extremos que sean los procesados todos los colores de la imagen final sigan dentro de los límites del espacio de color elegido: mientras trabajes con una imagen, los matices alrededor de los límites de un espacio de color pequeño se moverán dentro y fuera de sus límites, así que la idea es que con un espacio de color más grande será más difícil que tengas colores fuera de rango.

Esto es especialmente importante cuando envías imágenes para imprimir, ya que con buenas impresoras no es raro que su rango de colores exceda incluso el rango de AdobeRGB (al menos en algunos colores).

3.3.2 Recorte de tonos

El recorte de tonos es el mecanismo para ajustar aquellos valores de píxel que exceden los límites establecidos.

Ejemplo de recorte de tonos efectuado de una forma básica (columna izquierda) y tal como lo hace RawTherapee (columna derecha). En el primer caso únicamente se recorta el canal rojo, que es el que excede el límite de 255 establecido en este ejemplo. En el caso de RawTherapee se recorta el canal rojo y se rebajan proporcionalmente los otros canales: ésto garantiza mantener el tono original a la vez que garantiza que cualquiera que sea el exceso en el canal rojo del ejemplo, el tono máximo siempre será el mismo. Fíjate además que en el caso de un recorte básico siempre hay algún grado de cambio de tonalidad (no se respeta el tono original).

El método más crudo de recorte es simplemente ignorar cualquier valor por encima del máximo. Y aunque en esencia esto es lo que ocurre en todo tipo de algoritmos de recorte, RawTherapee tiene un sistema más sofisticado que evita aberraciones o artefactos: cuando un canal de color (R, G o B) sobrepasa el valor máximo permitido se realiza una reducción ponderada en todos los canales, de manera que el tono del píxel no cambia, aunque al final no resulte tan brillante como cabría esperar por el procesado realizado. Es decir, una vez que un canal llega al límite ya no se incrementan más los valores de ningún canal, aunque los otros aún no hayan llegado al máximo valor.

El problema de cualquier recorte está en que una operación posterior al mismo puede llevar el valor de un canal recortado por debajo del máximo, lo cual implicaría que al final habría pérdida o modificación de detalles:

  • supongamos que tienes el color inicial (1146,180,60) en un rango que no permite valores superiores a 255: según el método de recorte de RawTherapee el color recortado es (255,40,13) (tal como puedes ver en el ejemplo anterior).
  • si en un procesado posterior rebajas el canal rojo desde 1146 hasta 220, si no hubiera habido recorte el color sería el (220,35,12) 220-35-12.jpg
  • sin embargo al recortar los colores según el método de RawTherapee, el color resultante es el (49,8,2) 49-8-2.jpg (el mismo tono, pero bastante más oscuro de lo esperado)

Como se puede entender, los ejemplos anteriores son el resultado de procesados bastante radicales, pero en un procesado más «normal» el cambio en los colores recortados sigue produciéndose (normalmente hacia tonos más oscuros).

Aparte de este recorte matemático, en RawTherapee existe otra operación que consiste en eliminar los datos cuyo valor sea mayor a 65365, no teniendo este límite nada que ver con ningún espacio de color, sino con determinadas herramientas que necesitan saber qué valores máximo y mínimo ofrecerán tras sus operaciones. Se trata del «Recorte de colores fuera de gama», localizado en la herramienta Exposición.

En realidad debería llamarse algo así como «Recorte de valores superiores a 65365 en todas las herramientas que usen curvas» y no tiene nada que ver con los colores fuera de rango, sino con la programación de los algoritmos para las curvas, que artificialmente tienen un límite de 65535. Estamos hablando de herramientas como la Curva de tonos, CIECAM02, Difuminado, Negativo de película y la mayoría de módulos que trabajan con L*a*b*, entre otros.

Dado lo extenso del problema dentro del programa y mientras los programadores lo solucionan, lo más recomendable es dejar activado el «Recorte de colores fuera de gama» y al mismo tiempo seleccionar un perfil de trabajo grande (al menos Rec2020, aunque ProPhoto, el perfil por defecto, puede ser aún mejor).

Sin embargo los perfiles muy grandes engloban colores imposibles («colores» que no podemos ver) y en ciertos casos y con procesados extremos pueden generarse artefactos o resultados inesperados. A pesar de éllo, los perfiles con rangos de color amplios son la mejor opción. No es recomendable emplear sRGB o AdobeRGB como perfiles de trabajo.

3.3.3 Los Tipos de Conversión del rango de colores

Al convertir los colores desde un espacio de color más grande a otro más pequeño, los colores que quedan fuera de rango en el espacio más pequeño deben comprimirse para poder encajarlos.

Además de poder generar colores fuera de rango a lo largo del revelado, si tu perfil de trabajo tiene un rango de colores bastante amplio (lo cual es muy aconsejable), a la hora de exportar la imagen con un perfil con un rango más pequeño, inevitablemente habrán colores que quedarán fuera del rango de destino.

Puesto que la intención de todo fotógrafo es conseguir una imagen determinada, perder colores a la hora de exportar no es una buena opción. Por ello existe un sistema que intenta acoplar los colores de la imagen revelada dentro del rango de colores de la imagen exportada: la conversión del rango de colores.

Básicamente se trata de 4 métodos que pretenden satisfacer la intención del fotógrafo a la hora de generar la imagen final: hay dos de tipo colorimétrico (que son lo más fieles posible a los colores originales) y otros dos de tipo perceptual (que intentan amoldarse a como percibimos los colores):

  • conversión colorimétrica absoluta: reproduce los colores en base al punto blanco del espacio de color inicial y simplemente recorta los tonos que exceden (que están fuera de rango) el espacio de color de destino. Se utiliza casi en exclusiva para hacer pruebas de impresión, o para conseguir que dos impresoras distintas impriman los colores con el mismo tono
  • conversión colorimétrica relativa: en este caso los colores fuera de rango también se recortan, pero ajustándolos al punto blanco del espacio de color de destino. Además procura que la imagen pierda el mínimo posible de saturación de colores. Por todo ello no suele ser una buena opción para imprimir, especialmente cuando la diferencia de tamaño entre los espacios de color es importante
  • conversión perceptual: los colores se comprimen en conjunto para que todos quepan en el espacio de color de destino, pero además manteniendo las distancias relativas entre ellos, es decir que los degradados se perciben con la misma suavidad y contraste que originalmente, aunque bastante más desaturados. Sin embargo puede ser la mejor opción a la hora de imprimir una imagen
  • conversión de saturación: es parecido a la conversión perceptual pero sin perder tanta saturación, a costa de no respetar la fidelidad a los colores originales. Sólo se considera recomendable para gráficos donde la fidelidad de los colores no es importante

En general la mejor opción suele ser la conversión colorimétrica relativa, ya que nuestros ojos no son tan sensibles a las diferencias entre colores muy saturados como a las diferencias entre tonos pastel. Además, al respetar los tonos pastel lo máximo posible, el resultado final será muy parecido a la previsualización de RawTherapee (excepto en los tonos más saturados o fuera de rango).

Sin embargo si vas a imprimir las fotos, dependerá bastante de la impresora y del papel que utilices, ya que por ejemplo con un papel mate (que tiende a desaturar los colores) la conversión perceptual quizá sea demasiado desaturada y debas optar por la colorimétrica relativa.

3.4 ¿Cómo configurar RawTherapee para usar perfiles personalizados?

Cuando quieras configurar los perfiles básicos, o necesites usar algún tipo de perfil distinto a los que vienen con RawTherapee, tendrás que indicarle al programa cómo encontrarlos. Esto se consigue en la configuración del programa, aunque no siempre se puede hacer desde la interfaz gráfica, como puedes leer a continuación.

3.4.1 La carpeta de perfiles

Dentro de la configuración del programa, en Gestión del color > Carpeta con perfiles de color ICC, le indicarás al programa en qué carpeta de tu sistema están guardados los perfiles ICC que quieres usar y no vienen incluídos en RawTherapee.

Es muy conveniente que esta carpeta esté dentro de la ruta de tus carpetas de usuario: Users > TuNombreDeUsuario tanto en macOS como en Windows. Esto te evitará una buena cantidad de problemas con los permisos de acceso a los perfiles (si no tienes los permisos adecuados, no podrás ver tus perfiles).

3.4.2 El perfil del monitor

Una vez has establecido qué carpeta contendrá tus perfiles personales y puesto que ya estás en el lugar apropiado, el siguiente paso es decirle a RawTherapee qué perfil necesita tu pantalla para que muestre los colores correctamente. Lo harás en Gestión del color > Monitor > Perfil de color predeterminado.

También puedes optar por usar el perfil de color que usa el sistema operativo (que en principio debería ser el adecuado para el monitor) y seleccionar uno u otro método dependerá de varios factores, así que tendrás que probar si ves alguna diferencia entre éllos. Pero ante la duda, selecciona directamente el fichero ICC de tu perfil.

En cualquier caso dado, lo importante que es un buen perfil de pantalla es más que conveniente que generes un perfil personalizado, pero teniendo en cuenta el problema existente con los navegadores.

Además, si tu sistema operativo es macOS, es imprescindible que leas la nota para la configuración de la pantalla en macOS.

3.4.3 El perfil de la impresora

En la misma pestaña de las opciones también podrás especificar qué perfil usarás para imprimir las fotos: Gestión del color > Impresora (prueba de color) > Perfil de color.

Si bien RawTherapee no puede imprimir directamente tus fotos, sí que te mostrará qué colores se imprimirán correctamente seleccionando los botones adecuados de la interfaz.

3.4.4 Añadir un perfil de trabajo personalizado

El programa te permite especificar perfiles de trabajo personalizados mediante un archivo de texto con formato JSON. El archivo debe llamarse workingspaces.json y puede estar ubicado en:

  • la carpeta de perfiles ICC, establecida en Preferencias > Gestión de color > Carpeta con perfiles de color ICC
  • la carpeta de perfiles de color del propio RawTherapee:
    • en Windows: CarpetaDeInstalaciónDeRawTherapee\iccprofiles
    • en Linux:
      • si lo has instalado usando tu gestor de paquetes, o lo has compilado tú mismo con BUILD_BUNDLE=OFF: /usr/share/rawtherapee/iccprofiles
      • si lo has compilado tú mismo con BUILD_BUNDLE=ON: CarpetaDeInstalaciónDeRawTherapee/iccprofiles
    • en macOS: /Applications/RawTherapee.app/Contents/Resources/iccprofiles

Es posible que dentro de estas carpetas encuentres otras dos: input y output, que albergan los perfiles de entrada y salida respectivamente.

En cuanto al contenido del archivo workingspaces.json, podrás indicarle al programa el perfil ICC adecuado, o directamente los valores de los colores primarios de ese perfil (al fin y al cabo RawTherapee sólo leerá esos valores del archivo ICC).

Si le indicas el nombre del archivo el texto queda así:

{"working_spaces": [
    {
        "name" : "MyProPhotoRetocado",
        "file" : "/ruta/hasta/mis/perfiles/ProPhotoRet.icc"
    }
]}

En cambio con la matriz de colores primarios (los valores RGB de cada color primario):

{"working_spaces": [
    {
        "name" : "MyProPhotoRetocado",
        "matrix" : [0.79771, 0.28806, 0.00000, 0.13516, 0.71187, 0.00002, 0.03133, 0.00008, 0.82489]
    }
]}

Si el campo matrix está presente, el campo file se ignora. Si sólo está presente file, la matriz de colores primarios se extrae del perfil ICC.

Si indicas los valores de los colores primarios, ten en cuenta que deberán estar adaptados al punto blanco D50. Si no sabes cómo hacerlo o no quieres complicarte demasiado, simplemente utiliza el fichero ICC.

Por último, no olvides ni por un momento que el perfil de trabajo define el espacio de color empleado por el motor del programa: todas las operaciones se realizarán en ese espacio de color, así que debes asegurarte que el perfil es apropiado para usarlo como espacio de trabajo.

3.5 ¿Cómo configurar la gestión de color en cada imagen?

Para un procesado correcto de tus imágenes, además de haber configurado correctamente las opciones de la gestión del color en las Preferencias, en cada foto deberás elegir una serie de perfiles que te permitirán conseguir unos colores fidedignos.

3.5.1 El perfil de entrada

Un archivo raw contiene un volcado de los valores de luz captados y cuantificados por el sensor y su electrónica.

El papel del perfil de entrada es convertir estos valores en nuevos valores de un espacio de color conocido CIELab o CIEXYZ. para asegurar que todos los colores de la escena capturada se reproducen fielmente en cualquier medio.

A la hora de elegir el perfil adecuado tienes varias opciones, desde no usar ninguno hasta seleccionar uno que hayas creado tú mismo.

Ahora podrás leer la información más relevante sobre su uso en RawTherapee, pero tienes más información en el capítulo sobre sus particularidades, más abajo.

3.5.1.1 Sin perfil de color

Con esta elección no se aplicará ningún perfil de color de entrada: los archivos raw mostrarán el color RGB nativo de la cámara y sólo se realizará el desentramado y la corrección del balance de blancos.

Por otro lado a los archivos no-raw tampoco se les aplicará ningún perfil de entrada (y tampoco su corrección gamma), por lo que tendrán una apariencia brillante.

No es una opción recomendada y sólo sirve para casos muy específicos.

3.5.1.2 Cámara estándar

Con esta opción el programa busca el perfil automáticamente en varios lugares, para elegir el que cree más apropiado:

  • en el código interno de RawTherapee
  • en el propio archivo raw
  • en un archivo instalado junto con RawTherapee, llamado camconst.json

En el caso de encontrar varios perfiles válidos, en general se priorizan los valores del fichero camconst.json, salvo en algunos archivos raw en formato DNG en los que se toman los datos necesarios de la propia imagen raw.

Para las fotos que no requieren de la máxima precisión de color (como la fotografía de paisaje) este perfil será suficiente y en general correcto. Además, si vas a exportar imágenes para procesarlas en una aplicación de alto rango dinámico, u otra aplicación que necesite una respuesta de color lineal y predecible, necesitarás usar este perfil o un perfil ICC a medida.

3.5.1.3 Perfil para la cámara (seleccionado automáticamente)

Aquí RawTherapee también busca automáticamente el mejor perfil, a partir de la marca y modelo de cámara obtenidos de los metadatos de la foto.

A grosso modo la idea es similar a la anterior opción, excepto que ahora se seleccionará un perfil de entrada DCP o ICC, que pueden proporcionar colores más precisos que el perfil de cámara estándar.

Si existieran perfiles DCP e ICC, el programa preferirá los perfiles DCP. Si por el contrario no existiera ningún archivo de perfil DCPo ICC, RawTherapee desactivará esta opción y seleccionará el perfil de cámara estándar.

3.5.1.4 A medida

Aquí puedes especificar un perfil de entrada a medida, que será siempre un fichero ICC o DCP y que idealmente habrás creado tú mismo para tu cámara concreta (no un fichero genérico para el modelo de tu cámara). El fichero deberá estar situado en la carpeta de perfiles especificada en las Preferencias.

En general los perfiles ICC correctamente creados servirán perfectamente para todas tus fotografías, siempre que la iluminación de las escenas sea luz natural cercana al mediodía, o similar. Esto se debe a ciertas limitaciones de diseño de la especificación ICC.

En los casos en que las escenas tengan iluminación mixta, o muy distinta a la luz natural del mediodía (interiores, amaneceres, atardeceres, fotografía nocturna, ...), la mejor opción sería un buen perfil DCP, puesto que técnicamente está más capacitado para corregir la temperatura de color de la iluminación.

En cualquier caso, si los perfiles son de alta calidad, elegir uno u otro no debería suponer una diferencia visual apreciable.

En el caso de elegir un perfil DCP, tendrás la oportunidad de activar o desactivar estas opciones:

  • Iluminante: los mejores perfiles contienen datos acerca de la luz diurna (normalmente del iluminante D65) y de la luz incandescente (normalmente del iluminante A), aunque algunos perfiles tendrán sólo datos de luz diurna. Si el perfil que seleccionas tiene ambos iluminantes podrás escoger cuál de los dos usar, o podrás dejar al programa que interpole los datos en base a la temperatura de color seleccionada en el balance de blancos.
  • Curva de tono: algunos perfiles DCP contienen una curva de tono que habitualmente intenta imitar el aspecto de las imágenes JPEG generadas por la cámara. Así que si quieres ver exactamente cuál es la apariencia de color prevista por el diseñador del perfil, deberás activar la opción. Esta casilla estará desactivada para perfiles que no contegan una curva de tono.
    Si el perfil DCP tiene una etiqueta de copyright con el valor Adobe Systems, independientemente de si contiene una curva de tono o no, RawTherapee creará automáticamente una curva de tono con una forma idéntica a la de la curva de Adobe Camera Raw. De este modo el uso del perfil DCP en RawTherapee dará los mismos resultados que el uso de ese perfil DCP en Lightroom. Por eso la casilla de verificación Curva de tono no se desactivará cuando uses un perfil DCP sin una curva incorporada, siempre y cuando la etiqueta de copyright tenga el valor descrito.
  • Tabla base: esta opción añade correcciones que mejoran el resultado que obtendrías con el perfil de cámara estándar. Si la desactivas, básicamente es como si usaras el perfil de cámara estándar.
  • Tabla de búsqueda: mediante esta tabla se le añade a la imagen un aspecto concreto distinto a la escena original (más saturado, envejecido, posterizado, ...).
  • Exposición de partida: esta opción modifica el valor de exposición de la imagen raw, de forma que en la previsualización veas una imagen igual de brillante que la imagen JPEG realizada por la cámara. Esta modificación del valor de exposición se realiza entre bastidores, sin que se vea la modificación en el deslizador de Exposición.
3.5.1.5 Guardar imagen de referencia

Pulsando este botón RawTherapee guarda una imagen TIFF con gamma lineal, sin aplicarle ni el perfil de entrada ni el perfil de salida.

Este archivo puede usarse para crear un perfil de entrada a medida ajustado a tu cámara (tal como se explica en Cómo crear perfiles ICC). Para éllo puedes utilizar el programa ArgyllCMS para crear perfiles ICC, o el programa DCamProf para crear perfiles tanto ICC como DCP.

Las transformaciones de recorte, cambio de tamaño y rotación sí se aplicarán a la imagen resultante lo que permite que ésta sea más manejable por el software que la reciba. Por ejemplo, ArgyllCMS es muy quisquilloso y exige que en la imagen sólo sea visible la carta de color.

Si lo deseas también puedes elegir exportar con el balance de blancos aplicado o sin él. En el caso de perfiles ICC, deberías exportar con el balance de blancos aplicado, pero si tienes previsto generar un perfil DNG o una matriz de color al estilo de dcraw, debes exportar sin aplicar el balance de blancos.

3.5.2 El perfil de trabajo

El perfil de trabajo especifica el espacio de color con el que el motor del programa realizará los cálculos internos. Por defecto es ProPhoto, que en general es un buen perfil para todo tipo de fotografías.

Pero ten en cuenta que el perfil de trabajo solamente especificará los colores primarios del espacio de color: el valor gamma no cambiará, ya que el circuito de revelado de RawTherapee calcula en coma flotante sin codificación gamma (o sea gamma = 1.0).

A continuación se muestran los rangos de colores (delimitados por triángulos de color gris) de todos los perfiles de trabajo que puedes elegir por defecto en RawTherapee. La representación se basa en el espacio de color CIELuv, que es más acorde a lo que nuestros ojos captan:

  • ACESp0: el espacio de color que engloba todos los colores visibles y una buena cantidad de «colores» invisibles (o irreales)
  • ACESp1: otro perfil dentro el grupo ACES, pero con un rango de colores similar a otros perfiles
  • BestRGB
  • BetaRGB: creado por Bruce Lindbloom
  • BruceRGB: creado por Bruce Fraser
  • Large: equivalente a ProPhotoRGB. También contiene «colores» invisibles (o irreales)
  • Medium: equivalente a AdobeRGB
  • Rec2020: el estándar para la TV en alta definición
  • sRGB: el estándar de facto para las imágenes en internet
  • WideRGB: otro perfil con un rango de colores bastante grande

Y ahora una imagen con la comparación de varios de los rangos de colores más grandes:

ACESp0 es el más grande (en blanco) y acoge todos los colores visibles, más una buena cantidad de colores irreales. A continuación Large (ProPhoto) es el segundo más grande y el perfil por defecto. Si quieres otros perfiles más pequeños, pero aún de muy buen tamaño, tienes el estándar Rec2020 (que es muy similar al ACESp1), o el Best, que comparado con Rec2020 sacrifica un poco los tonos verdes, para ganar en tonos rojos, violetas y azules

3.5.3 El perfil de salida

Aquí especificas el perfil de color de salida, es decir, el que se incorporará a la hora de exportar la imagen: la foto guardada será convertida a este espacio de color y el perfil de salida se integrará en los metadatos.

El aspecto visual que le da el perfil de salida a la imagen exportada no siempre puede verse en la vista previa: puedes apreciar los tonos fuera de rango con los botones Colores fuera de rango y Prueba de impresión, pero nunca verás cómo es la imagen si la codificas con un perfil de rango amplio como Rec2020 (al menos no hasta que existan monitores con tal capacidad de representación de colores).

RawTherapee incorpora de serie varios perfiles de salida hechos a medida, en las versiones 2 y 4 del estándar ICC: RawTherapee está mejor preparado para mostrar perfiles v2 en pantalla, mientras que los v4 aún siendo técnicamente superiores, sólo son capaces de leerlos las aplicaciones modernas programadas para éllo. Si tienes dudas, usa los v2, pero si vas a enviar tus fotos a un laboratorio de impresión o vas a crear imágenes de alto rango dinámico (HDR), usa los v4.

Los perfiles de salida son los mismos que los perfiles de trabajo: RT_ACES-AP0, RT_ACES-AP1, RT_Best, RT_Beta, RT_Bruce, RT_Large, RT_Medium, RT_Rec2020, RT_sRGB y RT_Wide. La diferencia aquí es que se tienen en cuenta todas las características del perfil (como su gamma) y no sólo los colores primarios.

De todas formas, aunque los perfiles que vienen con el programa son de buena calidad, debes tener en cuenta un detalle muy importante: todos éllos están codificados con una gamma similar a la de sRGB. Es decir, excepto el propio perfil sRGB, los demás no respetan los estándares oficiales.

La codificación gamma hoy en día sólo se emplea para optimizar el uso de los bits de información disponibles en imágenes de 8-bits, o también para optimizar el ancho de banda empleado a la hora de transmitir imágenes. En este sentido la codificación gamma empleada en el perfil de salida no es demasiado importante, siempre que el aparato o programa que decodifique la imagen aplique una buena gestión del color (o sea, que convierta correctamente los colores de la imagen codificada a su propio espacio de color).

El problema con la codificación gamma incorrecta llega si la imagen es procesada directamente sin ninguna gestión del color, o con una gestión incorrecta. Por ello es conveniente (aunque no imprescindible) descargar estos perfiles creados por Elle Stone, descomprimir el archivo en tu carpeta de perfiles y seleccionar los adecuados en RawTherapee:

  • los perfiles acabados en g10 tienen una gamma lineal: gamma=1.0
  • los perfiles acabados en g18 tienen una gamma equivalente al estándar de ProPhoto: gamma=1.8
  • los perfiles acabados en g22 tienen una gamma equivalente al estándar de AdobeRGB: gamma=2.2
  • los perfiles acabados en srgbtrc tienen una curva de gamma equivalente al muy especial estándar de sRGB
  • los perfiles acabados en rec709 tienen una gamma equivalente al estándar de video FullHD
  • los perfiles acabados en labl tienen una gamma perceptualmente uniforme, basada en el espacio de color L*a*b*

El perfil de salida recomendado si guardas tus imágenes en un formato de 8 bits y deseas publicarlas en la web es RT_sRGB.

Si no seleccionas ningún perfil, la imagen se codificará en sRGB, pero no se incorporará el perfil en los metadatos. En general el resto de programas interpretarán esta carencia de perfil como sRGB, pero es más seguro incluir el perfil RT_sRGB en la imagen para garantizar en lo posible que se muestre correctamente en cualquier aplicación.

Los perfiles con rangos de colores más grandes, como RT_Large, generalmente se usan cuando exportas tu imagen con una profundidad de 16 bits o mayor, para continuar editándola en otra aplicación.

Si vas a enviar tu imagen a imprimir también es recomendable un perfil de salida de rango amplio, ya que muchas impresoras tienen rangos de color que exceden en ciertos colores incluso a AdobeRGB (RT_Medium).

4 Más detalles

4.1 Perfiles, Conversiones y el Error de cuantificación

El error de cuantificación: al convertir los datos de una escala a otra distinta, se pueden dar situaciones en las que el resultado es distinto al inicial. Por ejemplo, al convertir el valor A se puede escoger el valor 1 o el valor 2. El valor 1 está razonablemente cerca de A, pero 2 está a medio camino entre A y B, por lo que la diferencia visual del color resultante puede ser perceptible

Mientras trabajas con tus fotos, lo ideal sería que usaras un perfil de trabajo (un espacio de color) que fuera mucho más grande que el rango de colores de cualquier sensor pantalla o tipo de impresora. Incluso uno que englobara toda la gama de colores que tus ojos pueden ver (el espacio de color ACESp0).

Pero entonces te enfrentarías a la conversión entre perfiles y la fidelidad de los colores después de cada transformación: hay un problema llamado error de cuantificación, que en términos generales significa que al convertir un valor de una escala (por ejemplo de 0 a 100) a otro valor con una escala distinta (por ejemplo de 0 a 65535), el valor resultante no es equivalente al valor inicial.

El origen del problema viene de codificar los colores primarios dentro de los perfiles mediante valores hexadecimales: al transformar los valores de los colores primarios de valores hexadecimales a valores decimales (y viceversa) existen ligeros desajustes y al final los tonos varían ligeramente. Y este cambio puede llegar a ser visible a tus ojos.

Sin embargo la tendencia general es aceptar que en los programas que trabajan internamente con números de 32 bits en coma flotante (como RawTherapee), estos cambios son inapreciables para el ojo humano así que no debes preocuparte por este problema al elegir un perfil de trabajo.

4.2 Perfiles de color ICC vs DCP

Un perfil de color ICC define cómo convertir el color de una imagen a colores estándar de referencia y viceversa. Para ello normalmente utiliza como referencia la luz blanca del mediodía (denominada iluminante estándar D50) y aplica fórmulas matemáticas para modificar el aspecto de los colores según sea la temperatura de color de la luz ambiente en la fotografía (la temperatura de color del Balance de blancos). También puedes encontrar perfiles ICC con un iluminante estándar distinto (iluminante D65, iluminante A, ...).

Por otro lado, un perfil de color DCP viene a hacer lo mismo, pero de distinta forma: para empezar, un buen perfil DCP tendrá definidos dos iluminantes distintos (normalmente D65 y A), utilizará un espacio de color muy conocido y empleado (ProPhoto) y podrá contener un mecanismo para darle automáticamente a las fotografías unas tonalidades determinadas.

Así pues, si hacen lo mismo, ¿cuál elegir?

Esto va a depender mucho del tipo de fotografías que vayas a revelar:

  • si son paisajes o fotografías realizadas a la luz natural del mediodía, entonces un buen perfil ICC es una muy buena opción, pues la iluminación ambiente coincide con el iluminante de referencia
  • si vas a revelar fotos con todo tipo de condiciones de iluminación interiores (atardecer, mediodía, mixta, ...), un buen perfil DCP será tu mejor opción, puesto que al tener dos iluminantes de referencia se pueden realizar interpolaciones para reproducir los colores lo más correctamente posible
  • además, en el estándar de los perfiles ICC no se especifica en qué punto del revelado se debe aplicar la corrección de color, así que estás a expensas de que los programadores sepan exactamente dónde situar la conversión de color. Sin embargo en el estándar de los perfiles DCP sí se indica cómo y cuándo aplicar la conversión del color

En RawTherapee un buen perfil ICC correctamente empleado y un buen perfil DCP dan prácticamente los mismos resultados. Por lo que, si no dispones de un perfil ICC, puedes confiar en los perfiles DCP incluídos en el programa.

Por el contrario, si estás buscando la más absoluta perfección en la reproducción del color (por ejemplo para catalogar o duplicar obras de arte), necesitarás un proceso bastante exigente y complejo que queda fuera del alcance de este documento.

4.3 Particularidades del perfil de entrada

A continuación tienes una lista de algunos aspectos particulares de determinadas opciones en el perfil de entrada:

  1. cuando selecciones la opción Sin perfil de color no se aplicará ningún perfil de color de entrada, por lo que:
    • los archivos raw mostrarán el color RGB nativo de la cámara. Solamente se realizará el desentramado y se corregirá el balance de blancos
    • los archivos no-raw se mostrarán sin aplicar a la visualización ningún perfil de entrada que puedan tener embebido y tampoco se aplicará ninguna corrección gamma, lo que significa que habitualmente tendrán una apariencia brillante
  2. al seleccionar Cámara estándar RawTherapee busca la matriz de color apropiada para la cámara:
    • una matriz de color es una matriz de 3x3 valores constantes, que se multiplican por los valores de los colores RGB nativos de la cámara para convertirlos en colores lo más fieles posible a la escena original. Por ejemplo: quizá el fotodiodo rojo del sensor no capta un rojo totalmente equivalente a la realidad, así que esta matriz se encargará de corregir esta desviación para que los resultados sean fieles a la escena
    • una matriz de color funciona óptimamente (es decir, proporciona los colores más precisos posibles) cuando el balance de blancos está cercano a aquel para el que se calibró la matriz. En el caso de la matriz cámara estándar la calibración se realizó para el iluminante D65, o sea para una temperatura de color de 6500ºK (no te preocupes si el balance de blancos está un poco apartado de ese valor, ya que de todos modos los colores serán razonablemente precisos)
    • cuando el archivo raw está en formato DNG y la etiqueta Exif Software (0x0131) no empieza con la cadena de caracteres Adobe DNG Converter y el archivo contiene una etiqueta ColorMatrix2, entonces se prioriza el valor de esta etiqueta sobre el resto de opciones (camconst.json y el código interno de RawTherapee)
  3. con el Perfil para la cámara seleccionado automáticamente, el perfil funciona en el rango normal de valores desde el negro hasta el recorte del blanco, pero si activas la reconstrucción de las altas luces se añadirán nuevos datos por encima del nivel de recorte. Si posteriormente llevas esos nuevos datos al espacio visible (por ejemplo con una exposición negativa), ese rango no quedará cubierto de manera natural por el perfil. Sin embargo, RawTherapee extenderá linealmente el perfil para cubrir también esos valores, dándoles la misma corrección que los colores más brillantes contenidos en el rango normal y que tengan el mismo tono y saturación
  4. en la opción A medida, cuando hayas seleccionado un perfil DCP:
    • La curva de tonos usada en algunos perfiles incluídos en RawTherapee
      en la Curva de tono DCP el modo de curva utilizado es el mismo que el modo Similar a película de la herramienta Exposición, lo que significa que puedes reproducir el efecto usando las curvas de esta herramienta.
      Cuando se aplica contraste con una curva Similar a película la apariencia de los colores cambiará y la saturación global aumentará, excepto en los colores brillantes, cuya saturación disminuirá.
      En algunos perfiles DCP incluídos en RawTherapee se emplea la misma curva que por defecto usa Adobe Camera Raw y la puedes descargar para usarla en la herramienta Curva de tonos, dentro de Exposición.
      Además, si el perfil DCP tiene una etiqueta de copyright con el valor Adobe Systems, e independientemente de si contiene una curva de tono o no, RawTherapee la creará automáticamente con una forma idéntica a la de la curva de Adobe Camera Raw. Esto se debe a que de este modo el uso del perfil DCP en RawTherapee dará los mismos resultados que el uso de ese perfil DCP en Lightroom. Por éso no se desactivará la casilla de verificación Curva de tono cuando uses un perfil DCP sin una curva incorporada, siempre y cuando la etiqueta de copyright tenga el valor descrito
    • la Tabla base DCP te permite activar la tabla de búsqueda del HueSatMap, que se utiliza para añadir correcciones no lineales superpuestas a la matriz básica. Este es un control para usuarios avanzados y a menos que quieras únicamente el resultado de la matriz básica pura, deberías dejarlo activado. La casilla aparece en gris si el perfil cargado no dispone de una tabla HueSatMap
    • la Tabla de búsqueda DCP te permite activar la tabla de búsqueda LookTable, que está destinada a añadir un aspecto subjetivo superpuesto, generalmente junto con una curva de tono incorporada en el perfil. Es decir, si desactivas la curva DCP y la Tabla de búsqueda, es posible que obtengas un perfil colorimétrico neutro, siempre que el perfil DCP se haya diseñado para ello, lo cual no siempre es el caso (si el perfil DCP tiene tanto la Tabla de búsqueda como la Tabla base, es probable que sí sea el caso; pero si sólo tiene una Tabla de búsqueda, probablemente no dará colores correctos si la desactivas). Desactivar elementos individuales de un perfil DCP se considera ajustes avanzados: normalmente dejarás estos elementos activados
    • el formato DCP tiene una etiqueta de Reproducción del Negro (Black Render, en inglés). Esta etiqueta indica si se debe realizar la substracción automática del negro, pero RawTherapee la ignora: puedes realizar la substracción del negro con la herramienta Raw > Puntos Negros, o con el deslizador Nivel de negro en la herramienta Exposición. Como muchos de los perfiles de Adobe indican la substracción automática del negro y Adobe Camera Raw/Lightroom la realizan, en esos casos RawTherapee presentará la imagen con algo menos de contraste y sombras más brillantes
  5. en la opción A medida cuando hayas seleccionado un perfil ICC:
    • los perfiles ICC más antiguos no es probable que funcionen bien en RawTherapee: lo normal es que la imagen aparezca extremadamente oscura con los perfiles ICC no soportados
    • algunos perfiles ICC aplican una curva de tono y reducen la saturación de las altas luces más brillantes, a fin de obtener un aspecto más parecido a la película. Estos perfiles posiblemente no funcionen bien junto con la Recuperación de las altas luces. Si observas un cambio radical de contraste al aplicar un perfil ICC, significa que este ha aplicado una curva de tono y por tanto no debes usarlo junto con la Recuperación de las altas luces
    • si usas los perfiles ICC de Capture One: RawTherapee aplica los perfiles ICC de entrada antes de los ajustes de exposición, ya que la intención es que sólo se usen para que los colores sean más precisos y no para obtener una apariencia determinada. Por el contrario, los perfiles ICC de Capture One contienen una apariencia subjetiva, lo que significa que usualmente contienen sesgos de matiz, por ejemplo para aumentar la saturación en las sombras. En ese caso, si tu imagen está subexpuesta y le aumentas la exposición algunos pasos, al haberse aplicado esos sesgos de matiz antes de afinar la exposición, provocarán que los colores sean erróneos después del ajuste. En otras palabras, no obtendrás la misma apariencia que en Capture One. En consecuencia, se recomienda ajustar correctamente la exposición en la cámara cuando vayas a revelar usando perfiles ICC de Capture One. También deberás aplicar una curva RGB Similar a película apropiada, ya que estos perfiles se han diseñado para usarse junto con una curva de este tipo.

4.4 Dónde conseguir perfiles de color

Si instalas las versiones de prueba de los programas Capture One o Adobe Camera Raw (incluído en Adobe Photoshop), conseguirás una extensa colección de perfiles para la mayoría de las cámaras del mercado.

En COne-logo.png Capture One seguramente los podrás encontrar dentro de:

  • en MacOS-logo.png macOS pueden estar en dos lugares:
    • dentro de la carpeta Users>TuNombreDeUsuario>Library>ColorSync>Profiles (ten en cuenta que esta carpeta está oculta, así que, mientras estás en el Finder, deberás presionar la tecla Opt y seleccionar la carpeta Library)
    • dentro de una carpeta contenida en el paquete del programa: ves a Aplicaciones>Capture One, haz ^ Ctrl+clic en el icono del programa y selecciona Mostrar contenido del paquete. Después dirígete a Contents>Frameworks>AppCore.Framework>Versions>A>Resources>Profiles>Input
  • en Windows-logo.png Windows los encontrarás en Users\TuNombreDeUsuario\Appdata\CaptureOne\Color profiles

En ACR-logo.jpg Adobe Camera Raw:

  • en MacOS-logo.png macOS: dentro de la carpeta Users>TuNombreDeUsuario>Application>Support>Adobe CameraRaw>CameraProfiles (ten en cuenta que esta carpeta está oculta, así que, mientras estás en el Finder, deberás presionar la tecla Opt y seleccionar la carpeta Library)
  • en Windows-logo.png Windows pueden estar en dos lugares:
    • dentro de la carpeta C:\ProgramData\Adobe CameraRaw\CameraProfiles
    • dentro de la carpeta Users\TuNombreDeUsuario\Appdata\Roaming\Adobe CameraRaw\CameraProfiles

Con NX-D-logo.png Nikon Capture NX-D también podrás obtener muy buenos perfiles para cámaras Nikon, aunque la explicación de dónde encontrarlos está en la página Cómo conseguir perfiles ICM de Nikon.

E incluso puedes crear tú mismo tus perfiles de color ICC.

4.5 Los espacios de color y los rangos de colores (gamuts)

Luzvisible.jpg

La visión humana (lo que percibimos intelectualmente) es una composición realizada por el cerebro, que mezcla los estímulos que captan los ojos, las experiencias que hemos tenido en el pasado y lo que esperamos recibir de esos estímulos (lo que queremos ver). Se trata del resultado de un complejo sistema psico-físico que nos ayuda a sobrevivir en el mundo que habitamos. En concreto los colores no existen en el mundo real. Esto significa que lo que llamamos «colores» son sólo la interpretación que realiza nuestro cerebro de las ondas electromagnéticas que alcanzan la retina.

Nuestra retina es capaz de captar y discernir ondas electromagnéticas dentro del rango de longitudes de onda entre unos 380 nm y unos 780 nm (o incluso entre unos 300 nm y unos 830 nm, no hay un límite claro).

Las estructuras que captan la luz son los conos (captan los colores o tonos) y los bastones (captan la luminosidad de la escena o su «brillo») y parece ser que la comunicación con el cerebro se realiza mediante 3 tipos de señales: una para la luminosidad y dos más que definen diferencias de color. Estas parecen ser: por un lado una señal informa de las diferencias entre el azul y el amarillo, mientras que la otra señal informa de las diferencias entre el verde y rojo.

La CIE (Comisión Internacional de la Iluminación) estableció una equivalencia entre cómo los ojos (los conos) captan la luz y una fórmula matemática: crearon las funciones triestímulo, que definen las combinaciones de tres valores primarios para conseguir todos los colores visibles. A partir de estas funciones se establecieron los espacios de color CIEXYZ y posteriormente CIELab.

Estos espacios definen los colores tal y como los perciben nuestros ojos, siendo independientes del medio en el que se muestren (papel, pantalla, ...). Son los llamados espacios de color independientes de los dispositivos.

Un espacio de color es un sistema de representación del color que define los colores posibles dentro de unos límites definidos: el espacio de color define exactamente cuáles son los colores primarios (los «ceros» de cada terna de colores), que establecen los límites que ningún color puede rebasar. Es decir, no pueden haber números negativos ni valores que excedan los límites del triángulo generado por los tres colores primarios: si los colores se definen con números entre 0 y 255, ningún color puede tener valores superiores a 255. Si el rango es (0, 65365), ningún color puede superar el valor 65365. Y si los valores están entre 0.0 y 1.0, ningún color puede tener ningún valor superior a 1.

Y aunque la definición anterior se basa en un modelo de color, o sea en fórmulas matemáticas, también es posible definir un espacio de color de forma arbitraria (como ha hecho Pantone, con su lista de nombres o números que representan colores).

Aún así, el rango de colores o gamut de un espacio de color es la cantidad de colores que puede representar respecto a un espacio de referencia (CIEXYZ o CIELab).

Pero no debes confundir este concepto con el rango de colores que un dispositivo es capaz de ofrecer: para un dispositivo su propio rango de colores es la cantidad de colores que es capaz de ofrecer dentro de un espacio de color dado (el subconjunto de colores que puede generar).

En cualquier caso estos rangos suelen representarse como triángulos, aunque en el caso de las impresoras la forma es más irregular.

La representación más habitual se basa en el diagrama CIExy, que es matemáticamente preciso y muestra los colores de una forma lineal: cada valor numérico se sitúa en una coordenada bidimensional lineal, por lo que el color (10, 25) estará 5 unidades más arriba en el gráfico que (10, 20). Sin embargo, tal como demostró David MacAdam con sus elipses, este diagrama no es adecuado para mostrar nuestra percepción de los colores, que es de naturaleza logarítmica (para nuestros ojos el primer color no estará 5 unidades más arriba que el segundo), así que se creó un diagrama perceptualmente más adecuado a nuestra visión: el diagrama CIELuv.

1931-to-1976.jpg

Aunque lo más típico es ver los triángulos de los rangos de colores en diagramas CIExy, nos resulta más intuitivo ver qué colores abarca cada rango si se representa en diagramas CIELuv. De esta forma podemos apreciar mejor la diferencia visual, lo que nos puede ofrecer un rango de colores frente a otro (¿es capaz de generar más verdes o más rojos uno que otro, o son similares?).

Sea como fuere, podemos asimilar el concepto del rango de color a la paleta de un pintor, donde éste mezcla diferentes proporciones de una serie de colores básicos para obtener una determinada cantidad de colores posibles: todos los colores surgen de la mezcla de los colores básicos, pero no puede haber ningún color que no se pueda generar con la mezcla de esos mismos colores básicos (aunque éso no significa que no existan otros colores, sino simplemente que no se pueden generar con esos colores básicos).

Y ahora podemos considerar los 2 tipos fundamentales de modelos de color: el modelo aditivo (los colores se combinan hasta conseguir el blanco) y el modelo sustractivo (los colores se combinan hasta conseguir el negro).

El modelo de color RGB es del tipo de síntesis aditiva y en base a sus tres colores primarios rojo (R), verde (G) y azul (B), se usa en monitores, escáneres y cámaras digitales para crear una representación digital del color de una escena o de un documento.

Por su parte, el modelo de color CMYK es del tipo de síntesis sustractiva y es el empleado comúnmente por las impresoras, que plasman una fotografía en el papel (u otro soporte) usando pigmentos de varios colores, normalmente cyan (C), magenta (M) y amarillo (Y), a los que se les añade el negro (K) para mejorar la calidad de las sombras y los negros (los pigmentos no son perfectos y aunque en teoría proporciones iguales de los tres colores primarios deberían producir negro puro, en la práctica esto no es posible).

Además existen otros modelos de color basados en otras propiedades del color como HSL (tono o Hue, saturación o Saturation y claridad o Lightness) y HSV (tono o Hue, saturación o Saturation y valor o Value).

Pero debes entender que cada modelo de color tiene sus propias definiciones de primarios, por lo que aunque a veces encuentres la misma palabra, su significado a la hora de mezclar colores es distinto en un modelo o en otro. Por éllo al ajustar los mismos valores en distintos modelos el resultado es diferente.

Si quisieras pasar de un modelo de color a otro existen transformaciones matemáticas que lo permiten, pero no es un asunto trivial y habitualmente la conversión no es perfecta (los colores no serán exactamente los mismos).

Por fin, empleando el modelo de color RGB se han creado una variedad de espacios de color, cada uno indicado para un propósito concreto, pero todos éllos ligados a un dispositivo. Esto significa que por ejemplo no podemos generar de la misma forma el espacio sRGB en una pantalla que en una impresora, porque la pantalla utiliza aditivamente los colores rojo, verde y azul, mientras que la impresora emplea sustractivamente los tintes cian, magenta y amarillo. Por ésto para presentar los mismos colores incluídos en el espacio sRGB en ambos dispositivos, los procesos internos serán distintos. La misma consideración se puede hacer con AdobeRGB, ProPhoto, ACES, etc.

Y para evitar confusiones, los espacios de color no son los perfiles de color: un perfil de color contiene la definición de un espacio de color en su interior, pero también contiene otra serie de datos necesarios para la gestión del color, como por ejemplo la forma de convertir ese espacio de color en el espacio de color de referencia (empleando el PCS, o espacio de conexión de perfiles, Profile Connexion Space).

4.6 La corrección gamma

La codificación gamma, compresión gamma, o simplemente gamma] es una operación no lineal que se usa para codificar y decodificar la luminancia o los valores triestímulos en sistemas de vídeo o imagen. Se puede expresar matemáticamente así:

Vout es el valor de salida
A y B son valores constantes
Vin el valor de entrada
γ es el valor de gamma

Valores de gamma menores que 1 se usan para codificar comprimir una imagen, mientras que los valores de gamma mayores que 1 se usan para decodificarla (expandirla). Es decir, para que la gamma sea útil debe existir un proceso de codificación y otro de decodificación, de manera que la imagen se restaure para poder verla.

Por ejemplo, en el caso de la representación de una imagen previamente codificada en un monitor:

  • Vin sería el valor digital del píxel normalizado a 1
  • Vout representa la luminancia resultante del píxel
  • A es el valor del control de contraste
  • y B el nivel de negro la luminancia cuando Vin=0

Sin embargo, a pesar de la creencia popular, la gamma no se usa para ajustar la imagen digital a como nosotros la percibimos en la vida real. En realidad hoy en día se emplea para:

  • aprovechar mejor el número limitado de niveles cuando la imagen se guarda con 8 bits por canal: en este caso cada canal sólo puede tener 256 niveles
  • mantener la compatibilidad con los dispositivos más antiguos

En el primer caso se tiene en cuenta que la visión humana es más sensible a los tonos oscuros que a los tonos brillantes: vemos mejor con poca luz que a pleno sol. Como la codificación digital reparte los tonos de una forma distinta (la mitad de los bits de una imagen se destinan a los píxeles más brillantes), al final nos encontramos que los tonos más oscuros sólo disponen de unos pocos niveles (3-4 de un total de 255) para definir las sombras, lo cual es claramente insuficiente. Y la codificación gamma lo que hace en la práctica es elevar la luminosidad de las zonas oscuras sin casi modificar las altas luces, con lo que al final disponemos de más niveles para codificar las sombras y evitar posterizaciones. Después, al decodificar la imagen se devuelve cada tono a su sitio y las pérdidas generadas en las altas luces son imperceptibles al ojo.

En el caso de los dispositivos, la industria simplemente no puede asumir implantar un nuevo sistema de codificaciones lineales, porque automáticamente dejarían obsoletas la mayoría de pantallas, impresoras, ... Así pues, se sigue codificando/decodificando aunque las pantallas digitales en realidad (casi) no lo necesitarían.