Chromatic Aberration/es

Correción de Aberraciones Cromáticas

1 Introducción

Dispersión de las diferentes longitudes de onda al atravesar un vidrio.
En este ejemplo se muestra un tronco de prisma, pero ocurre con cualquier forma del vidrio.

Cuando la luz cambia entre medios con índices de refracción diferentes (como ocurre en el cambio de aire a vidrio y viceversa) se produce un desvío del ángulo en el que viajan los rayos. Además, cuando diferentes colores de luz se propagan a diferentes velocidades en un medio, el índice de refracción depende de la longitud de onda y a este fenómeno se le conoce como dispersión.

Un ejemplo muy conocido de este efecto es el del prisma de vidrio, que dispersa un haz de luz blanca en un arco iris de colores: cada longitud de onda sufre un cambio de dirección distinto.

Los objetivos fotográficos se componen de varios vidrios y a pesar de ser de muy alta calidad, no refractan todas las longitudes de onda con los mismos ángulos. Debido a esto, los colores se «enfocan» (se proyectan) en puntos del sensor distintos a los esperados y a estas diferencias se les llaman aberraciones cromáticas, que pueden ser de dos tipos:

  • aberración cromática longitudinal: también conocida como aberración cromática axial, es la incapacidad de un objetivo para enfocar diferentes colores en el mismo plano focal. Normalmente sólo la luz verde está bien enfocada en el sensor, mientras que las luces azul y roja se enfocan ligeramente por delante o detrás del sensor y no se ven con nitidez. Estas aberraciones se dan en toda la imagen.
  • aberración cromática transversal (o lateral): la luz que incide de forma oblicua en el objetivo genera esta aberración cromática. En este caso todos los colores están enfocados en el mismo plano, pero el tamaño de la imagen depende de la longitud de onda (las distintas longitudes de onda generan imagenes enfocadas unas mayores que las otras). Estas aberraciones no existen en el centro de la imagen y van siendo progresivamente mayores hacia la periferia de la foto.
Ampliación al 400% que muestra la corrección de la aberración cromática.

Ambas aberraciones se suelen dar a la vez y generan halos o bordes coloreados de muy distintos tonos, aunque los más típicos son los púrpuras, verdes, azules, amarillos y rojos. Además, se pueden observar con más claridad en zonas donde hay un buen contraste entre detalles (entre zonas claras y oscuras).

Además, al no enfocar los 3 componentes de un color en el mismo punto, se genera una imagen tanto más difusa como importantes son las aberraciones generadas por el objetivo: las aberraciones cromáticas provocan una pérdida irreversible de nitidez y de fidelidad del color en toda la imagen: a pesar de que RawTherapee elimina los bordes coloreados de forma muy eficaz, en realidad no hay manera de devolver la fotografía a la apariencia original de la escena.

En general ni siquiera los objetivos de alta gama se libran por completo de este tipo de aberraciones y la borrosidad generada provoca que al usar la Máscara de nitidez aparezcan rápidamente artefactos y zonas de transición abruptas.


A la izquierda podemos ver aberraciones cromáticas incluso al 100%, especialmente en las señales amarillas, la farola y las ventanas blancas.
A la derecha la misma foto ya corregida.

2 La corrección de las aberraciones cromáticas en RawTherapee

La herramienta Corrección de la Aberración Cromática se sitúa en la pestaña Raw y sólo funciona en imágenes captadas mediante sensores con filtro de Bayer: modifica la imagen antes del desentramado.

En cambio si necesitas corregir la aberración cromática de fotos procedentes de cámaras con sensores X-Trans (Fuji), deberás usar la Corrección de aberración cromática situada en la herramienta Lente/Geometría, dentro de la pestaña Transformar: en este caso la corrección se realiza después del desentramado.

La diferencia entre uno y otro método radica en que corregir las aberraciones antes del desentramado puede mejorar la calidad de este último.

En ambas herramientas verás unos deslizadores «Rojo» y «Azul» que sirven para la corrección, pero la herramienta para los archivos tipo «Bayer» es más completa y presenta más controles.

Para usarlas es conveniente ampliar la imagen por encima del 100% y combinar esta corrección con la Eliminación de bordes púrpura.

3 Deslizadores Rojo y Azul

Ambos deslizadores son los responsables de eliminar los bordes de color indeseados: cuando tienes bordes rojo y azul alrededor de los objetos, emplearás el deslizador Rojo, mientras que si son azul y amarillo, emplearás el deslizador Azul. Sin embargo en la práctica emplearás ambos en todas las ocasiones, aunque uno con más intensidad que el otro.

Si los deslizadores Rojo y Azul están a cero, el resultado es el mismo que «desactivar» la herramienta.

Además, no pueden usarse al mismo tiempo que la Corrección automática.

4 Corrección automática

Cuando la «Corrección automática» está activada los deslizadores Rojo y Azul se desactivan y se efectúa una detección y corrección automática de la aberración cromática.

Ejemplo de intensa aberración cromática que la Corrección automática es incapaz de eliminar. Tras aplicar una fuerte corrección manual (deslizador Rojo: 4.0 y deslizador Azul: -1.4), la imagen al 200% se ve casi correctamente (haz clic en la imagen para verla a tamaño completo).
La imagen corregida de la derecha, con el zoom al 100%, se ve con ligeros halos que son fácilmente corregidos mediante la herramienta Defringe.

Además, mientras que la corrección manual aplica un valor constante en toda la imagen, la corrección automática divide la imagen en pequeños bloques y aplica en cada uno los valores que sean necesarios para eliminar la aberración cromática en esa zona concreta. Por esta razón normalmente la corrección automática funciona mejor que la manual y los valores de corrección automática no pueden mostrarse en los deslizadores.

Sin embargo hay situaciones en las que la corrección automática es incapaz de eliminar las aberraciones en lo más mínimo (no las reconoce como tal), por lo que no queda más remedio que desactivarla y corregir «a mano». Pero en estos casos las correcciones deberán ser fuertes, por lo que es más que posible que corrigiendo un problema generes otros, provocando aberraciones inexistentes en otras zonas de la foto. Así que mientras ajustas los deslizadores deberás ir comprobando que no generes problemas que antes no tenías.

Además, no olvides que la Corrección de Aberraciones Cromáticas es conveniente usarla en conjunto con la herramienta Eliminación de bordes púrpura. Ninguna de las dos es una herramienta «pura» a la hora de eliminar uno u otro tipo de aberración cromática y en realidad se complementan muy bien: esta herramienta elimina una gran cantidad de aberraciones cromáticas de forma automática (salvo casos extremos) y le facilita mucho el trabajo a la Eliminación de bordes púrpura. Al mismo tiempo, la Eliminación de bordes púrpura es capaz de afinar el trabajo de la Corrección de Aberraciones Cromáticas. La forma de combinarlas depende en gran medida de cada fotografía, pero usadas juiciosamente son muy potentes y solventan una buena parte del problema de las aberraciones cromáticas.

5 Iteraciones

Este ajuste sólo está disponible si está activada la Corrección automática.

La Corrección automática es conservadora y suele dejar trazas de aberraciones, por lo que puede iniciar el proceso de búsqueda y corrección hasta 5 veces. Cada proceso es una iteración que da una imagen resultante y este resultado es el punto de partida de la siguiente iteración.

Normalmente con 2 iteraciones suele ser suficiente, aunque en ocasiones pueden hacer falta más. Sin embargo ten en cuenta que cuantas más veces realices el proceso, en determinados casos es posible que introduzcas artefactos que antes no existían.

6 Evitar el cambio de color

Un efecto secundario inherente a la herramienta Corrección de Aberraciones Cromáticas es un ligero cambio de color en toda la imagen, que habitualmente es inapreciable, pero en ocasiones es notable. Por esto existe la opción de Evitar el cambio de color: corrije los pequeños desvíos de color producidos, devolviéndolos al tono inicial.

Sin embargo existe una limitación conocida e importante para la herramienta: en determinadas situaciones, especialmente con fuertes aberraciones cromáticas, alto contraste y zonas con detalles intrincados (como ramaje de árboles con el cielo como fondo, aunque no sólo en estos casos), el algoritmo no calcula correctamente la corrección e introduce un halo más o menos fuerte de color magenta (puede ser en otros tonos). En estos casos es mejor desactivar esta opción y aceptar los ligeros cambios de tono de la corrección de aberraciones:

A la izquierda corrección de las aberraciones cromáticas con Evitar cambio de color activad: se aprecia a cualquier escala en la Vista previa el halo color magenta detrás de la estructura metálica.
A la derecha, la misma corrección, pero esta vez sin activar Evitar cambio de color: en este caso la imagen se ve más natural.
Fotografía por cortesía de Photography Blog